¿ DÓNDE JUGAMOS ?

¿DONDE JUGAMOS?

Asamblea de padres y madres inicio curso 2017/2018. Jueves 28 a las 17:00 horas, aula exterior polideportivo Fermín Cacho

Mostrando entradas con la etiqueta ejercicio. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ejercicio. Mostrar todas las entradas

martes, 14 de enero de 2014

¿ SON NUESTROS NIÑOS LENTOS ?


Tal vez las consolas, la falta de ejercicio físico y de la falta de tiempo por parte de los padres estén relacionados....

Según un estudio presentado en las Sesiones Científicas de la American Heart Association 2013 de Dallas, actualmente los niños disponen de unas capacidades aeróbicas inferiores a hace 30 años. Los investigadores analizaron 50 estudios sobre la ejecución de la aptitud entre 1964 y 2010, con más de 25 millones de niños de 9 a 17 años de 28 países como muestra.

En el estudio, se demostró que los niños en la actualidad disponen de una capacidad física de un 15% menos que hace 30 años. Es decir, extrapolado a la competición y a una carrera de una milla en particular, los niños ahora son 90 segundos más lentos que hace tres décadas.

Asimismo, uno de los autores principales del estudio, y profesor titular de la Universidad de la Escuela del Sur de Australia de Ciencias de la Salud, Grant Tomkinson, asegura que “ahora son más propensos a desarrollar enfermedades cardíacas cuando crezcan”. Además, los investigadores establecen una relación directa entre un buen estado físico con algunas mediciones de aprendizaje y rendimiento escolar positivos.

martes, 17 de diciembre de 2013

LA MEDICINA DEL EJERCICIO FÍSICO

En los periódicos salen muchas veces noticias que despiertan admiración, pero no extrañeza. Noticias de este cariz: un hombre de 102 años se prepara para batir su propio récord de la hora en bicicleta para centenarios. Hace dos años, un francés, llamado Robert Marchand, que ha combatido en dos guerras, ha sido bombero en París, ha trabajado de leñador en Canadá y después de jardinero hasta los 76 años, fue capaz de recorrer en un velódromo 24,251 kilómetros durante 60 minutos en bicicleta. Desde entonces, Marchand, que lleva una vida autónoma en soledad y hasta sigue conduciendo su coche, se ha sometido a un seguimiento científico por parte de fisiólogos franceses y a un riguroso plan de entrenamiento que le ha permitido, sorprendentemente, mejorar su forma física y su capacidad de rendimiento, pese a su envejecimiento.

“Tiene un consumo de oxígeno de 35 mililitros por kilo y por minuto, que es el normal en una persona de 45 años”, explica, admirada, la fisióloga Véronique Billat. “Y hace tres meses tenía el consumo de oxígeno de un hombre de 55 años… En nada ha ganado 10 años”.


lunes, 22 de octubre de 2012

martes, 16 de octubre de 2012

lunes, 15 de octubre de 2012

EL EJERCICIO Y LA ALIMENTACIÓN CONTROLAN LAS HORMONAS




Investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) colaboran en nuevos estudios que relacionan la actividad física y los buenos hábitos alimentarios con niveles de insulina y leptina más controlados, lo que puede prevenir la obesidad y la diabetes.

Estas investigaciones, realizadas con adolescentes, muestran que un mejor estado de forma física está relacionado con menores niveles de insulina así como una menor resistencia a la misma, lo que ayuda a prevenir la diabetes. Del mismo modo, han constatado que adolescentes con una mejor forma física presentan niveles más controlados de leptina, relacionada con el control del apetito, lo que ayuda en la prevención de la obesidad.

En nuestros días, el problema de la obesidad y enfermedades asociadas como la diabetes ya son una gran realidad entre la población con especial alarma en jóvenes. Estudiar hábitos de vida saludable que ayuden a paliar este problema es el objetivo del proyecto europeo HELENA (Healthy Lifestyle in Europe by Nutrition in Adolescence) en el que colaboran investigadores de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de la UPM con la Universidad de Zaragoza, coordinadora del proyecto, y la Universidad de Granada.

En el marco de este proyecto, los investigadores han constatado que los adolescentes con mayores niveles de fuerza muscular y de actividad física. tienen menores niveles de la hormona insulina y de resistencia a la misma, que son aspectos fundamentales para controlar la glucosa y prevenir la diabetes, según afirma el Dr. David Jiménez Pavón, de la Universidad de Zaragoza y antiguo miembro de la Universidad Politécnica de Madrid con la que colabora en estos trabajos.

Además, cuando los adolescentes practican más actividad física o tienen mejor estado de forma poseen niveles más controlados de otra hormona llamada leptina cuyo rol está relacionado con el gasto energético y el control del apetito.

De las investigaciones también se concluye que no sólo es importante el ejercicio, aunque sí parte indispensable, sino que los hábitos de alimentación han mostrado que pueden influir en los niveles de insulina estando más aumentada en el caso de un mal hábito o elección de alimentos.

Estos resultados son de especial relevancia para adolescentes que en edad de crecimiento y asimilación de hábitos están aún en situación de modificar un estilo de vida no saludable por otro más activo y saludable cuyas consecuencias no serán sólo a corto plazo, sino que repercutirán en el resto de sus vidas.

FUENTE | UPM - mi+d 15/10/2012 Enlace para ver las referencias bibliográficas

sábado, 4 de febrero de 2012

EL EJERCICIO FISICO VS NIÑ@S ASMATIC@S


El ejercicio físico reduce los síntomas en los niños alérgicos

La práctica regular del ejercicio físico reduce los síntomas alérgicos en los niños, pero muchos de ellos limitan sus actividades deportivas por miedo a sufrir ataques de asma, según un estudio realizado por la Universidad de Cagliari en Italia y publicado en el número de Pediatric Allergy Immunology. Ese porcentaje se eleva a casi un tercio, según un estudio anterior aparecido en noviembre en Allergy Asthma Proceedings.
En este sentido, la Sociedad Española de Inmunología Clínica y Alergología Pediátrica (SEICAP) recomienda acudir a un alergólogo pediátrico para que prescriba un tratamiento preventivo y unas pautas que permitan que el niño alérgico mantenga una vida normal. Según esta sociedad la mayor parte de casos de asma tienen un componente alérgico.

El ejercicio físico «ofrece efectos positivos para el sistema cardiovascular, respiratorio y muscular, y es fundamental para el desarrollo óptimo del niño», destaca la investigación de la universidad italiana. Sin embargo, en el caso de los niños alérgicos el beneficio es aún mayor: «Una actividad física regular actúa beneficiosamente en el sistema inmunológico y puede reducir la inflamación alérgica», concluye.

Luis Moral, del Hospital General Universitario de Alicante, señala que «el acondicionamiento físico mediante el ejercicio mejora la calidad de vida del niño asmático y reduce el riesgo de que se produzcan crisis». Moral explica que los niños con asma no deben verse aislados o impedidos a la hora de practicar deporte.

FACTORES A EVITAR
Las condiciones del recinto en el que se practica la actividad pueden exponer a los niños a alérgenos que pueden causarles reacciones como anafilaxia. De hecho un 15,2% de los episodios anafilácticos son causados por el ejercicio, según el estudio publicado en Pediatric Allergy Immunology. Otros síntomas son la tos, sibilantes, dificultad respiratoria y dolor o presión en el pecho.

Factores como el aire frío, la humedad, campos de hierba o recintos con polvo, pueden agravar los síntomas de aquellos niños que sufren asma alérgica y provocarles una crisis. Así mismo el estudio señala que determinados materiales usados durante el ejercicio físico como tatamis o colchonetas pueden contener látex o ácaros de polvo que pueden agravar los síntomas de estos pacientes. «Lo ideal es practicar ejercicio físico en un entorno adecuado. En época de polinización, puede ser conveniente realizarlo en un recinto cerrado», comenta Moral.

Los alergólogos pediátricos reconocen que hay actividades físicas más recomendables como aquellas en las que se el esfuerzo es progresivo y hay más descansos, como por ejemplo el tenis, el voleibol, las artes marciales o la natación. En cualquier caso aconsejan que el niño practique el deporte que más le guste, realizando ejercicios de estiramiento y calentamiento gradual antes de empezar.
FUENTE | ABC Periódico Electrónico S.A. 03/02/2012

Aprovecho esta entrada para colgar este vídeo cuento "Cecilia controla su asma". En él se recogen unas sencillas pautas para que los niños estén informados de que el asma es una enfermedad que se puede controlar bien. Se incluye en el mismo una técnica respiratoria, para que sepan mantener la calma con el fin de prevenir y de esta forma tratar mejor las crisis y exacerbaciones.



Cuento para respirar mejor: "Cecilia controla su asma" from saludablemente.digital on Vimeo.

jueves, 26 de enero de 2012

FRÍO Y EJERCICIO, RELACIÓN CON LA GRASA


Una de las líneas de trabajo más prometedoras e interesantes en la investigación contra la obesidad se centra en la grasa. Pero no en la responsable del sobrepeso, de color blanquecino y amarillento, sino en la parda o marrón, que, curiosamente, quema calorías y adelgaza.

El gran reto en el que trabajan distintos laboratorios consiste en saber activar su funcionamiento, es decir, descubrir el interruptor que permita adelgazar a voluntad. Dos relevantes artículos recién publicados apuntan en dos direcciones: pasar frío y hacer ejercicio.

Estas dos pistas son más importantes de lo que pueden parecer a simple vista (es conocida la relación del frío y el ejercicio en el adelgazamiento).

En el caso del frío, nunca se había demostrado en humanos (sí en ratones) que una exposición a bajas temperaturas sirviera para activar la grasa parda. Hasta 2009 tampoco se había descrito la presencia y actividad de este nuevo tejido en adultos humanos. Se creía que solo estaba presente en ratas y bebés, que lo usan para mantener su temperatura corporal. Hasta 2009 no se describió la presencia de grasa parda en adultos

Un artículo publicado en el Journal of clinical investigation, coordinado por André Carpentier, de la Universidad de Sherbrooke, en Quebec, ha dado este paso en un ensayo en el que participaron seis hombres de entre 23 y 42 años a los que se sometió a frío moderado durante fracciones de dos horas (su temperatura en la piel cayó entre 3,8 y 0,4 grados).

“El trabajo tiene una gran importancia clínica”, apunta Francesc Villarroya, miembro del Centro de Investigación Biomédica en Red (Ciber) de Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición. “Un estímulo tan simple como un ambiente frío genera un impacto y pone en marcha el funcionamiento de esta grasa buena que consume calorías”, indica. Además, va más lejos: “Se podría inducir una relación entre la obesidad y temperaturas excesivamente altas en las casas”.

El deporte también activa el tejido adiposo marrón —en sus células abundan las mitocondrias, de ahí su tonalidad—, según un trabajo publicado en Nature entre cuyos autores figura Bruce Spiegelman, profesor de Biología y Medicina en el Dana-Faber Cancer Institute de la Universidad de Harvard.
Este equipo de investigadores ha descubierto (esta vez sí, en ratones) una hormona nueva (que han bautizado como irisina) que genera el músculo cuando se ejercita y que se dirige a la grasa parda con la misión de despertar su funcionamiento.

De esta forma, al hacer deporte, “no solo se queman calorías por el movimiento, sino que además existe un consumo extra por la activación de este tejido” que, también, pero de forma paralela, consume las reservas de lípidos, comenta Francesc Villarroya. Este investigador promete nuevos hallazgos: “Esta área del metabolismo está estallando”.